Las tres R: Una buena forma de ser amigo del medio ambiente

25.09.2018

Como ya es sabido, nuestro planeta enfrenta una situación delicada y esto se debe en gran medida a que con el aumento de las actividades humanas las necesidades materiales se hacen más complejas aumentando nuestro impacto sobre el planeta. Todo esto da como resultado la degradación de los ecosistemas, la contaminación, entre muchas otras problemáticas que afectan a todo el planeta. Debido a todo esto, se creó la regla de las Tres R, conoce aquí en qué consiste y aprende a utilizarla para que seas un buen amigo del medio ambiente.

 

¿Qué son las Tres R?

Las tres R (3R), por reducir, reciclar, reutilizar, es una regla creada para el cuidado del medio ambiente, específicamente para reducir el impacto del ser humano sobre el planeta a través de un uso más eficiente de nuestros recursos. Debes de saber que cuando sigues esta importante regla contribuyes a la reducción de la cantidad de recursos que se utilizan para elaborar productos nuevos, además de que se disminuye el volumen de residuos o basura que generamos.

Identifica y aprende a utilizar las Tres R

1. Reducir

Ésta es sin duda la “erre” más importante en la regla de las Tres R, porque tiene el efecto más directo y amplio en la reducción de los daños al medio ambiente, y existen dos partes en su implementación:

  • Compra menos: Cuando compras menos se reduce el uso de energía, agua, materias primas y químicos utilizados en la fabricación de muchos productos, además de otros factores como las emisiones producidas en el transporte de los productos y la contaminación producida por su desecho y contaminación.
  • Utilizar menos recursos (agua, energía, gasolina, etc.) Para ello, puedes utilizar focos y electrodomésticos más eficientes, desenchufar los aparatos eléctricos cuando no están en uso, cerrar el agua de la ducha mientras te enjabonas y compartir tu vehículo.

2. Reutilizar

La segunda “erre” dentro de la regla de las Tres R, significa alargar la vida de cada producto desde cuando se compra hasta cuando se bota. Aunque a veces no parezca la mayoría de los bienes pueden tener más de una vida útil, sea reparándolos o utilizando la imaginación para darles otro un nuevo uso. Ten en cuenta que reutilizar también implica comprar objetos de segunda mano, esto alarga la vida útil del producto y a la vez implica una reducción de consumo de productos nuevos.

3. Reciclar

La tercera “erre” de la regla de las Tres R, nos habla de reciclar, y puede decirse que es la más común pero menos eficaz. Reciclar implica rescatar todo aquello que llamamos basura, o material que ya no nos sirve para convertirlo en uno nuevo. Algo bueno del reciclaje es que actualmente se puede recuperar casi todo tipo de basura y muchos municipios ya tienen integrado el reciclaje en su sistema de recolección de basura.

Cabe mencionar que sumado a éstas Tres R, existen otras más que nos invitan a reflexionar sobre nuestro comportamiento con el medio ambiente, entre ellas están la de Repensar, que hace referencia a analizar nuestros hábito de vida, especialmente con respecto a cómo definimos nuestras necesidades básicas.

Asimismo, se suma a la regla de las Tres R la opción de Reestructurar, que implica dar una nueva estructura al sistema económico para que el enfoque principal cambie de la maximización de ganancias al bienestar de las personas; y Redistribuir que menciona la importancia de cambiar nuestra manera de distribuir los recursos para que todos tengamos un acceso equitativo a estos.

Ahora ya sabes que existen Tres R, que son de gran importancia para el medio ambiente y que al aplicarlas ayudas a hacer del planeta un mejor lugar para vivir, ahorras dinero y te conviertes en un consumidor más responsable ¡anímate y ponlas en práctica!

No hay comentarios
Anterior